Sobre nosotros

Nuestra Comunidad

Lo que hacemos se fundamenta en dos creencias: que la gente tiene el poder de impulsar el cambio que quiere conseguir y que la Europa en la que vivimos hoy en día necesita una transformación profunda para que sus políticas reflejen las necesidades de la gente y del planeta, en lugar de centrarse en las grandes empresas y sus intereses.

Al unirnos para sacarlas adelante, conseguimos cambios que van mucho más allá de las victorias individuales. Estas iniciativas pueden empezar por algo tan sencillo como firmar una petición, hacer una donación o enviar un correo a representantes políticos locales. Cuando cientos de miles de personas hacen lo mismo por toda Europa, logramos el empuje necesario para llamar la atención de la clase política y conseguir mejoras reales. Es así como la esperanza se convierte en realidad: quienes nos representan no tienen más remedio que escucharnos y las grandes empresas sienten la presión. Si trabajamos codo con codo, nada puede pararnos.

Nuestro papel es crear vínculos entre la ciudadanía europea y fortalecer una comunidad cimentada sobre principios como la solidaridad y la confianza, sin límites ni fronteras: no importa de qué país procedas, cuál sea tu historia o qué estilo de vida tengas.

Nuestra Visión

Vivimos en un mundo en crisis, pero, si nos unimos, todo puede cambiar.

Nuestra visión sobre Europa

Movemos Europa (WeMove Europe a nivel internacional) es una organización independiente sin afiliación con ninguna empresa, gobierno o institución estatal. Es nuestra comunidad quien nos impulsa: más de un millón de personas nos ayudan a transformar Europa en un lugar mejor. Luchamos por la igualdad, la sostenibilidad y la democracia.

Sin embargo, quienes nos representan en las instituciones no están defendiendo lo suficiente estos valores.

Vivimos en un mundo en crisis. Nuestro sistema político ha estado al servicio de las élites durante demasiado tiempo, poniendo la economía por delante y engrosando sus bolsillos a costa de la ciudadanía y del planeta. En las últimas décadas, hemos empezando a comprobar los devastadores efectos de estas decisiones sobre el medio ambiente, la economía, la democracia y nuestras vidas.

Hay un abismo entre la forma en la que se toman las decisiones en la práctica y los valores de los que tanto habla la UE: el respeto por la dignidad y los derechos humanos, la libertad, la democracia, la igualdad, el estado de derecho, la pluralidad, la lucha contra la discriminación, la tolerancia, la justicia y la solidaridad.

Ahora mismo en Europa hay miles de personas refugiadas que están siendo expulsadas de forma violenta de nuestras fronteras, se permite la destrucción del medio natural para que unas pocas empresas obtengan beneficios, se vulneran nuestros derechos humanos y se ignora por completo la crisis climática. Quienes nos lideran demuestran una obsesión enfermiza por el crecimiento económico sin tener en cuenta las consecuencias para la ciudadanía y el planeta. El poder se concentra en unas pocas manos que se enriquecen contaminando el medio y explotando a la gente. La influencia de las grandes empresas debilita las leyes y la protección institucional.

El sistema en el que vivimos está pensado para beneficiar a las personas más ricas y poderosas, pero, con tu ayuda, todo eso puede cambiar.

Queremos una Europa mejor, en la que el cambio climático sea una prioridad, que ponga el bienestar de la ciudadanía por delante de cualquier interés, que reciba con los brazos abiertos a quienes necesiten refugio, que escuche al pueblo y que proteja el medio ambiente.

Luchamos por un sistema que demuestre su compromiso y, con la ayuda de toda una comunidad formada por personas implicadas y apasionadas, sabemos que vamos a conseguirlo.

¡Echa un vistazo a nuestra estrategia para 2020-2022!

¿Quieres más información sobre en qué consiste nuestra visión? No dejes de leer este documento.

Créditos de la imagen: Compassion in World Farming International

Dónde trabajamos

  • Más de un millón de personas nos apoyan

  • Nuestro equipo está repartido entre 9 países

  • Colaboramos con asociaciones de toda Europa

Nuestra comunidad está compuesta por más de 1 000 000 de personas de toda Europa, de países tanto de la Unión Europea como del resto del continente. Nuestros responsables de campaña conocen bien el terreno y su entorno nacional, y están conectados con otras iniciativas.

Aunque la mayoría de nuestras campañas están dirigidas a quienes nos representan a nivel político y a las instituciones asociadas a la Unión Europea, otras llegan hasta organismos como el Consejo Europeo o la Oficina de Patentes Europea, además de a grandes empresas y a quienes están en posiciones de poder y de toma de decisiones. La movilización ciudadana a nivel transnacional suele ser la clave para presionar a todos estos grupos a actuar.

Cómo trabajamos

Coordinamos a miles de personas y a distintos movimientos de toda Europa que colaboran para construir un futuro mejor.

Hacia una Europa que luche por el bien común

La Unión Europea se fundó para fomentar la cooperación entre países europeos y mejorar la vida de toda la ciudadanía. Las leyes y reglamentos de la UE la han llevado a adoptar estándares de sostenibilidad y justicia social muy ambiciosos, pero, con el tiempo, la influencia de la élite empresarial ha hecho mella en los poderes públicos y nuestros gobiernos e instituciones han dejado de escuchar a la ciudadanía.

Compartimos muchas de las preocupaciones de quienes residen en nuestros países vecinos, tanto a nivel local como en todo el continente. Proteger nuestras condiciones laborales y el derecho a la vivienda, luchar contra el cambio climático y defender los derechos humanos son algunas de nuestras prioridades comunes, y quienes nos representan tienen la obligación y la responsabilidad de abordar todos estos problemas.

El poder de la ciudadanía


No podemos esperar de brazos cruzados: debemos actuar ya. Cada día que pasa sin que nada cambie, dejamos atrás a miles de personas que necesitan ayuda y ponemos en jaque nuestro medio y nuestro futuro. Cuando nos unimos para luchar por las causas en las que creemos, Europa es capaz de colocar a la ciudadanía y al planeta por delante de los intereses de la élite económica. Movemos Europa impulsa campañas que ponen a las personas en el centro del discurso. Cada pequeña aportación sumada a la del resto nos permite aumentar nuestra influencia y lograr cambios que jamás habríamos conseguido por nuestra cuenta.

Campañas que cambian el mundo

Nuestras campañas atajan los problemas más acuciantes de la actualidad y en los que la fuerza de nuestra comunidad puede marcar la diferencia. A veces surgen como reacción a noticias que nos indignan, colaboraciones con otras organizaciones con objetivos comunes o sugerencias de nuestra comunidad que llegan a través de las encuestas que enviamos, pero siempre elegimos nuestras causas en función de una serie de criterios:

  • Se centran en el origen del problema en lugar de en los síntomas.

  • Ofrecen la oportunidad de conseguir un cambio sistémico a largo plazo, en lugar de servir como parche, con reformas aisladas.

  • Nos permiten lograr pequeñas victorias en el camino hacia una visión de cambio más amplia.

  • La participación de la comunidad de Movemos Europa aporta valor y fuerza a las contribuciones de otras personas que luchan por conseguir mejoras.

  • Animan a gente de todos los orígenes a implicarse y tienen el apoyo de nuestra comunidad.

  • Pueden generar movimientos de solidaridad transnacional europea.​

La importancia de forjar alianzas

La fuerza de Movemos Europa reside en su comunidad, compuesta por miles de personas dispuestas a luchar por una Europa mejor para toda la ciudadanía. Somos gente de todos los orígenes y ámbitos con un denominador común: Europa es nuestro hogar, tanto si nacimos aquí como si no.

Colaboramos activamente con ONGs y movimientos afines para lograr nuestros objetivos, porque cuando nos unimos somos más fuertes. Nuestros colaboradores trabajan a nivel local o nacional, otras tienen experiencia organizando manifestaciones e iniciativas digitales y otras se centran en investigar a fondo la legislación y las distintas políticas europeas; todo este trabajo se complementa con la capacidad de movilización de nuestra comunidad en todo el continente.

Más información en nuestros informes anuales

Informe anual de 2021

Informe anual de 2020

Informe anual de 2019

Informe anual de 2018 (en inglés)

Nuestra Historia

Decidimos hacer algo para unir a toda la ciudadanía europea y lograr que nos escucharan.

La comunidad de Movemos Europa se formó en 2015, cuando miles de personas desesperadas procedentes de Siria lo arriesgaron todo para cruzar el Mediterráneo en busca de refugio. En aquel momento, pudimos comprobar que la política migratoria europea no estaba a la altura de las circunstancias. El trato inhumano que demostró la UE a todas esas personas que solo buscaban un lugar seguro no se correspondía con la enorme voluntad popular de prestarles toda la ayuda necesaria.

Esta crisis y la respuesta de la clase política demostraron hasta qué punto la UE se había desviado de los ideales sobre los que se fundó: la dignidad, los derechos humanos y la justicia social.

Nuestro principal objetivo entonces era tener influencia sobre las decisiones políticas en Europa. Aunque las medidas de la Unión Europea afectan a nuestra vida diaria, la voz del pueblo casi nunca se tiene en cuenta en los debates. Por eso, decidimos hacer algo para unir a toda la ciudadanía europea y lograr que nos escucharan.

Las primeras campañas de Movemos Europa se centraron en los temas más polémicos en aquel momento, como la reautorización del uso de un pesticida tan peligroso como el glifosato o el maltrato de la Unión Europea a las personas desplazadas y a quienes se atrevieron a intentar ayudarlas.

Al principio, solo enviábamos nuestros mensajes en alemán, español, francés, inglés e italiano, pero hemos ido ampliando la lista de idiomas con el tiempo y ahora también lo hacemos en neerlandés y polaco.

Al invertir en las herramientas y el talento necesarios, nuestra comunidad ha logrado dar voz a miles de personas en toda Europa y tener una influencia real sobre las decisiones que se toman desde Bruselas, y en otros muchos contextos, con iniciativas eficaces y bien planteadas.

Victorias

Elecciones europeas 2019

Nuestra mayor campaña en 2019 se centró en movilizar el voto en las elecciones al parlamento europeo, que se celebran cada 5 años en 28…

Emergencia climática

Los resultados de las elecciones europeas enviaron un mensaje claro a los futuros líderes europeos: la crisis climática es el mayor desafío…

Jefe de fronteras de la UE: ¡Dimita!

Conforme 2020 se acercaba a su fin, nos llegaban cada vez más indicios de que la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas estaba…

Los padres tendrán baja por paternidad

Los hombres obtendrán un mínimo de 2 meses de baja por paternidad remunerada en toda Europa (tan pronto como cada país aplique la ley…

Se acabó reciclar plomo

A principios de 2020, algunos europarlamentarios y organizaciones como la Health and Environment Alliance y la Oficina Europea del Medio…

Di no a una europa tóxica

En septiembre, la Comisión Europea presentó una nueva estrategia sobre sustancias químicas que podría haber jugado a favor de las grandes…

Pesca de arrastre

En mayo de 2021, nuestra comunidad se sumó a la lucha para prohibir la pesca de arrastre en las Áreas Marinas Protegidas. Esta práctica…

El extremismo religioso se queda sin juez

Más de 123 008 personas de Europa, has contribuido a proteger nuestros derechos más básicos. Decidimos no quedarnos de brazos cruzados y…

Golpe a una agencia corrupta

Frontex es la agencia mejor financiada de la UE , la fuerza fronteriza, intocable durante muchos años . Hasta ahora. Tras años aunando…

Hemos conseguido mejorar Internet

En abril de 2022 la UE llegó a un acuerdo con respecto a la nueva legislación que defenderá nuestros derechos como internautas: la Ley de…

Con acción se consigue reacción

En marzo de 2022, en menos de 24 horas, más de 70 000 integrantes de la comunidad de Movemos Europa firmaron la petición que exigía dar…